sábado, 11 de junio de 2011

LOS PLANES DE DIOS PARA TI

En la vida nos trazamos unos planes, unas metas, unos proyectos y en ocasiones no se dan.  No importa cuanto lo intentes, fracasas.  No importa cuanto luches, no lo logras.  No importa como lo planees, siempre sale mal.  Y te frustras, te desilucionas  y te rindes, y te convences de no intentarlo mas.  Estas frustaciones te llevan al desánimo, a la tristeza y a cuestionarle a Dios porqué no te salen las cosas.  En Jeremías 29:11-13 dice:  "Mis planes para ustedes solamente yo los sé, y no son para su mal, sino para su bien. Voy a darles un futuro lleno de bienestar. Cuando ustedes me pidan algo en oración, yo los escucharé. Cuando ustedes me busquen, me encontrarán, siempre y cuando me busquen de todo corazón".  En este verso te describe que Dios tiene buenos planes contigo.  No quiero nada malo para ti.  Por lo tanto eso que intentas y no logras, es una puerta que Dios está cerrando porque no conviene, porque tiene mejores cosas para ti.  Dios te promete un futuro lleno de bienestar.  Son cosas super mejores las que tiene para ti.  Todo lo que perdistes, todo lo que no lograstes, pues Dios tiene algo mejor para tu beneficio.  Solo te condiciona a una cosa.  A que lo busques, y lo vas a encontrar, si le pides El te promete que te escuchará.  Pero claramente te dice que lo busques de todo corazón. Esto es que lo hagas firmemente convencido de que te oye, que te contesta, de que te beneficia.  No es a medias, no es a ver que pasa, no es por si acaso, o por si El quiere.  Si lo buscas de todo corazón, sin reservas, sin dudas, sin titubeos. De todo corazón es que no tienes reservas con Dios, que no guardas nada para ti, que todo lo entregas a El.  Que tu y El tienen un mismo sentimiento, un mismo pensamiento, un mismo deseo.  

HOY TE DIGO que los planes de Dios para ti son un futuro lleno de bienestar.  Todo lo bueno, todo lo mejor, todo lo que sea para tu beneficio, todo lo que le pidas a Dios que te convenga, El te lo dará.  No quiere ningún mal para ti.  Y aunque El solamente los sabe, un día y cuando menos lo esperes, te los presenta, te tropiezas con ellos, te llegan, te alcanzan. Ora porque El te escucha.  Búscalo porque lo encontrarás.  Hazlo de todo corazón, con toda tu vida, con todo tu deseo, con todo tu empeño.  Los planes de Dios para tu vida te sorprenderán.  Serán mas grandes de lo que imaginas.  Serán mas duraderos que los que tu tenías, serán mas sorprendentes que los que ya habías intentados.  Los planes de Dios para tu vida, no solo te beneficiarán a ti, si no a todos a tu alrededor.  Bendecirán a tus seres mas allegados y saldrán mas abundantes bendiciones de lo que pedistes o imaginastes.